Tratamientos faciales con bótox

¿Qué es el bótox?

La toxina botulínica es uno de los mayores tóxicos naturales conocidos que, sin embargo, gracias a su propiedad de relajación muscular temporal, sirve para hacer modificaciones estéticas o solucionar problemas médicos. La aplicación de bótox bloquea determinadas señales químicas de los nervios, principalmente las señales que hacen que los músculos se contraigan y que causen arrugas en la frente y al rededor de los ojos.

En todos los casos, la aplicación de bótox es mediante inyecciones a diferentes profundidades y en dosis muy variables según la necesidad del paciente.

¿Por qué nos encanta?

El efecto del bótox sobre los músculos, le da a la piel una apariencia renovada, suave y que luce natural.
Este tratamiento aprobado por la FDA y la EMA se ha utilizado médicamente desde los 70 y es totalmente seguro.
Suele ser altamente efectivo y puedes hacer vida normal tras el tratamiento.

El bótox sirve para tratar diferentes aspectos estéticos y médicos. Según cuál sea el tipo de condición a tratar, la aplicación de bótox variará.

Servicios

Bótox Facial

Gracias a la aplicación del bótox facial podemos prevenir o atenuar arrugas en zonas donde gesticulamos mucho. Con la aplicación del bótox en el rostro, desde Bloome buscamos una reducción de algunos movimientos musculares de la cara, pero no la supresión total de los mismos para así conseguir unos resultados naturales. Las zonas que más se benefician de los tratamientos de bótox antiarrugas se localizan en el tercio superior del rostro: ojos, frente y zona periocular.

Reservar bótox facial

Baby Bótox

El tratamiento baby bótox es un tratamiento facial de dosis de toxina botulínica más bajas para quienes desean prevenir las líneas y arrugas antes de que aparezcan. Con él, conseguimos relajar los músculos para intentar solucionar este problema, con posibilidades de que sea de manera efectiva. A partir de los 15 días de haber realizado el tratamiento baby, se pueden ver los resultados definitivos.

Reservar baby bótox

Bótox para Bruxismo

Tratar el bruxismo con Bótox puede ser la solución a todos los efectos secundarios creados por esta condición. Evitando, así necesitar férula de descarga. Gracias al bótox, reducimos la tensión muscular involuntaria con el uso de Bótox en la mandíbula y, si procede, en otros músculos implicados en la masticación, como los maseteros.

Reservar tratamiento bruxismo 

Bótox para Hiperhidrosis o sudoración excesiva

Bloqueamos temporalmente los nervios que causan la sudoración. La duración del efecto suele ser entre seis y doce meses.

Reservar tratamiento hiperhidrosis

Áreas que se pueden tratar con bótox

1. Frente

La aplicación de bótox en la frente previene y corrige las arrugas horizontales tan típicas de las personas que tienden a elevar mucho las cejas mientras se expresan.

Reservar
2. Patas de gallo

La zona de las patas de gallo es propensa a sufrir arrugas que se marcan cada vez que sonreímos o gesticulamos. El bótox en las patas de gallo consigue eliminar esas arrugas o, si la piel está muy dañada, minimizarlas de manera notable, restando años al semblante.

Reservar
3. Entrecejo

El bótox logra reducir el gesto inconsciente de fruncir el ceño, combatiendo así las arrugas verticales que aparecen en el espacio situado entre las cejas y unos centímetros más arriba.

Reservar
4. Mandíbula

Cuando aplicamos Bótox en la mandíbula, solemos hacerlo para tratar un problema de bruxismo.

Reservar
5. Axilas

El bótox aplicado en las axilas ayuda a controlar el exceso de sudoración sin los problemas que puede suponer la supresión total de la señal nerviosa implicada.

Reservar 

Bótox

Arrugas de expresión
Arrugas de expresión
Vista rápida
Arrugas de expresión Baby
Arrugas de expresión Baby
Vista rápida
Bruxismo
Bruxismo
Vista rápida